Skip to main content
tratamiento de aguas condorchem

Calidad de agua: sustancias contaminantes y daños a la salud

La contaminación es producida en, gran parte, por el hombre. El ser humano introduce sustancias nocivas que alteran la calidad del agua haciendo más difícil su uso y consumo.

Para poder prevenir desastres medioambientales es importante conocer los elementos que contaminan las aguas tanto las superficiales como las subterráneas. Ahora bien debemos tener clara la importancia de un adecuado tratamiento de aguas residuales, ya que según el tipo de agente contaminante se debe realizar un u otro tipo de tratamiento.

 

Los principales contaminantes del agua

  • Vertimiento de aguas servidas: Esto se da en mayor medida en los centros urbanos; en los centros urbanos se vierte directamente el agua contaminada al mar, lagos y ríos. Esta agua debemos recordar que contiene excrementos, detergentes, aceites y muchas otras sustancias nocivas para los animales y las plantas acuáticas.     
  • Basura, desechos químicos industriales.
  • Agentes patógenos procedentes de los desechos orgánicos, vertidos a mares ríos y lagos sin el tratamiento pertinente.
  • El calor también puede ser considerado un contaminante, cuando las centrales energéticas vierten contenido que altera considerablemente la temperatura del agua.
  • Sustancias radioactivas, derivados de la energía nucleas, dichos residuos son altamente perjudiciales en la salud de todos los seres vivos.
  • El exceso de nutrientes que ocasionan alteraciones en la biodiversidad marítima. El exceso de fosfato y nitratos generan un crecimiento excesivo de organismos acuáticos tales como las algas. Las algas cuando crecen desmesuradamente provocan que el agua sea turbia, e impide al ecosistema marino realizar la fotosíntesis; generan un ambiente de poco oxigeno causando la muerte de las especies acuáticas.

 

Perjuicios para la salud

Todos sabemos que consumir agua contaminada trae consigo efectos nocivos para los seres vivos. El agua contaminada es una de las fuentes principales de enfermedades gastrointestinales. Según datos de la Organización Mundial de la Salud más del 70% de enfermedades parasitarias e infecciosas se deben al consumo de agua contaminada. Enfermedades que se producen, generalmente por el consumo de aguas no tratadas adecuadamente son: cólera, fiebre tifoidea, diarreas y hepatitis. Mundialmente únicamente unos privilegiados consumen agua tratada correctamente, considerada “segura” y apta para su consumo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *