Skip to main content
injusticia seguros para perros

La injusticia de los seguros para perros

Cuando era pequeño, mis padres tenían un rottweiler en casa. En aquella época, se puso de moda en los medios de comunicación hablar de lo peligrosa que era esta raza, siempre sacando noticias sobre adultos y niños que habían recibido horribles mordeduras por parte de ellos. En nuestro caso, Bobby era un perro muy obediente. No diría que fuera dócil, porque tenía un fuerte carácter, pero nunca mordió a nadie. Pero mis padres tenían que pagar por un seguro, porque contaba como un perro potencialmente peligroso (PPP). Y hay una ley que regula esto, lo sabrás si lees informes de la consultora laboral Barcelona, por ejemplo. 

Además, que sepas que no son sólo estos perros lo que se consideran PPP. Seguro que la lista completa te sorprende bastante.

La ley que lo regula

El 25 de diciembre del 1999, después de una serie de incidentes como los que os he contado, el Estado impuso una normativa por la que determinadas razas de perros tenían que contar con un seguro de responsabilidad civil de, al menos, 120.000 euros de cobertura. Casi nada. Así que, desde esa fecha, los dueños de los perros incluidos en la lista –como mis padres- tienen que contar con un seguro.

Por lo general, puede variar en función de la normativa de cada Ayuntamiento, pero, por lo general, las siguientes razas son las consideradas PPP:

v  Dogo argentino, fila brasileiro, tosa inu, akita inu, pit bull terrier, Staffordshire bull terrier, bull terrier, american Staffordshire terrier, rottweiler,.

Y están incluidos sus cruces con otras razas, además de todos los perros que coincidan, en general, con los siguientes rasgos:

v  Fuerte musculatura, aspecto poderoso, cuerpo atlético, robusto, agilidad, resistencia y vigor.

v  Marcado carácter y gran valor.

v  Pelo corto.

v  Perímetro torácico de entre 60 y 80 centímetros, altura de la cruz de entre 50 y 70 centímetros y un peso de más de 20 kg.

v  Cabeza voluminosa, cuboide, robusta, de cráneo ancho y grande, mejillas musculosas y abombadas. Mandíbula grande y fuerte, boca ancha, robusta y profunda.

v  Cuello ancho, corto y musculoso.

v  Pecho ancho, macizo, profundo, costillas arqueadas y lomo corto y musculado.

v  Extremidades anteriores paralelas, rectas y robustas, extremidades posteriores muy musculosas, con patas relativamente largas y que forman un ángulo moderado.

También entrarían en el listado los perros que tengan un carácter agresivo, aunque no entren en estas características.

Sinceramente, me parece algo bastante injusto como norma general, ya que no creo que haya que juzgar al perro por su raza ni por sus características físicas, sino por su actitud y carácter. He conocido Yorkshires más agresivos que muchos perros grandes… aunque también es cierto que puede hacerte mucho menos daño con esa boquita.

Pero bueno, al menos, el seguro que hay que pagar es bastante asequible, ya que puede ser, incluso, de unos 20 euros al año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *