Skip to main content
experiencia dieta vegetariana

Mi experiencia con una dieta vegetariana

¡Hola a todos! ¿Cómo estáis? ¿Con ganas de hablar un poco sobre nutrición? Hoy os quiero contar cómo fue cambiarme a una dieta vegetariana. Yo, que siempre había sido un fiel amante de la carne. Pero un día me conciencié de que tenía que perder unos 5 kilos y consulté con un nutricionista online.  Y se me ocurrió que era el momento de probar esta dieta.

Bueno, pues lo cierto es que, al principio, me costó un poco acostumbrarme. Para empezar, una dieta vegetariana es rica en vegetales, cereales integrales, legumbres, semillas y derivados. También se incluyen muchas algas. Y yo era mucho de comer carne. No sé si los primeros días me autosugestioné, pero me dolía la cabeza.

Por suerte, eso sólo duró unos días. Enseguida empecé a sentirme más ligero, más contento, y no he vuelto a tener problemas. El nutricionista me dijo que podía ser, también, porque antes comía mucha proteína y no la estaba reponiendo con la dieta vegetariana.

También tengo que decir que mi idea cuando contacté con el nutricionista era que me guiara, más o menos, pero que no me marcase un menú diario, así que no estaba comiendo con mucha variedad. Era un novato en todo esto de comer verdura más allá de algún tomate acompañando la hamburguesa o de un poco de espinacas en una lasaña congelada. Por este motivo, me recomendó empezar a consumir alimentos vegetarianos con proteína. Y aquí pongo una lista de cuáles son, porque puede que alguien más se encuentre en la misma situación:

  • Soja
  • Tofu
  • Quinoa
  • Seitán
  • Legumbres
  • Arroz
  • Amaranto
  • Alga espirulina
  • Semillas de chía
  • Maca
  • Guisantes
  • Frutos secos

Me sorprendí mucho al ver que no era necesario que comiera verduras que odio, como la coliflor o el brócoli, para ingerir un nivel adecuado de proteína.

Así que, como veis, no: no te faltan proteínas cuando te pasas a una dieta vegetariana… si tenéis la suficiente cabeza como para integrar en vuestra alimentación las proteínas suficientes.

¡Aunque, claro está, no descuidéis otros tan importantes como el hierro!

Sobre mí, os puedo decir que continúo con la dieta vegetariana, ya que al final quedé encantado… ¡así que sigo siendo vegetariano!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *