Skip to main content
protesis dentales

Qué son las prótesis dentales

También conocidas como dentaduras postizas, las prótesis dentales de quita y pon sustituyen los dientes perdidos y las estructuras óseas que se reabsorben a lo largo del tiempo después de la pérdida de los dientes naturales. Pero no es como si hubiera que estudiar un grado superior de prótesis dental para esto.

Empleando estos dispositivos protésicos, se contribuye a que el paciente vuelva a masticar sin problema. Además, mejora un problema de autoestima en muchos casos.

Este tipo de prótesis no son mecánicas, sino que contribuyen a que los dientes, las encías y el hueso ganen fuerza. Sin embargo, sí es necesario un periodo de adaptación, la duración del cual variará dependiendo de la persona y de la propia prótesis. De hecho, cada prótesis se fabrica de manera individualizada, se adapta a la boca de cada cliente.

Cuando el paciente, por fin, se haya acostumbrado, ni siquiera será consciente de que está llevando una prótesis dental, ya que resultan muy cómodas gracias a que se adaptan a la forma de la boca. Aun así, el paciente debe visitar al dentista para que realice los ajustes necesarios y le indique detalles sobre su limpieza y cuidado diarios.

Problemas que se pueden derivar

Durante su proceso de integración, es posible que se desarrolle una estomatitis subprotésica o lesiones en la mucosa por un mal asiento o por desplazamiento.

Además, en caso de no estar correctamente ajustadas, también cabe la posibilidad de que los restos de alimentos queden atrapados entre la prótesis y la encía, lo que no sólo genera incomodidad, sino que, también, favorece el crecimiento de bacterias que pueden desarrollar el mal aliento.

Limpieza de prótesis dentales

La duración de la prótesis dental depende de muchos factores, pero, especialmente, de lo mucho que la cuide el propio paciente. Los hábitos que debe tener para ellos son:

Lavar y masajear las mucosas cubierta por la prótesis, por lo menos, un par de veces al día, empleando un cepillo dental con filamentos suaves.

Usar comprimidos limpiadores cada día, que eliminan el biofilm oral y combaten la mayoría de bacterias y hongos que pueden generarse en la prótesis. También eliminan las tinciones del té, café y tabaco.

No es difícil mantenerlas en buen estado, pero sí exigen cierta dedicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *