Skip to main content
smartwatch

¿Smartwatch sí, smartwatch no? La necesidad de un reloj inteligente

Vuelvo a la carga y ahora con un tema que está dando pie a confrontaciones: la necesidad o no de un Smartwatch en nuestra vida. Como ya habréis visto, se han puesto muy de moda estos relojes inteligentes con pantalla LED y sistema operativo lo suficientemente potente como para poder usarlo como pequeño teléfono móvil, con cámara de fotos, servicio de llamadas y mensajería e Internet. ¿Es necesario, cuando ya tenemos precisamente un móvil siempre en mano? Veamos.

 

A favor de los relojes especiales

A este lado de la balanza ponemos, ante todo, el precio: hoy en día ya no hay que desembolsar cientos de Euros por un smartwatch de garantías.Hay importantes ofertas en relojes en Aliexpress (sobre todo si encuentras cupones con herramientas como esta) o demás páginas de venta online, haciendo de su precio una inversión mínima. Además, se trata de un objeto francamente cómodo. Conectado con un dispositivo móvil por vía de Bluetooth, evita la molestia de rebuscar en el bolso, en la mochila, o en sacar del bolsillo del pantalón el móvil, pudiendo echar un primer vistazo a los emails, whatsapps o actividades sociales que hayamos recibido y no podamos atender en ese momento.

También resulta de suma utilidad para runners o amantes de la música en general, puesto que un smartwatch permite conectar auriculares inalámbricos y, a su vez, la memoria interna sumada a una tarjeta microSIM puede suponer el almacenaje de un importante número de canciones. Del mismo modo, infinidad de aplicaciones (termómetro, calculadora, mini-cámara de fotos) lo convierten en un aliado de lujo para la rutina diaria, permitiendo de paso no gastar batería del móvil.

 

En contra de los smartwatches

En el lado del debe cabría incluir el sempiterno problema del exceso de vagancia: ¿de verdad es tan perezosa la humanidad que necesita un nuevo aparato tecnológico para seguir reduciendo sus movimientos? Hablamos, a fin de cuentas, de una prolongación del móvil. Un aparato que ya tenemos en mano muchas horas. Por otro lado, si bien los precios de unos relojes especiales ya no sean nada alarmante, siguen siendo productos muy llamativos, por lo que pueden llamar la atención de delincuentes callejeros. Y finalmente, si bien la batería dure bastante, el sólo hecho de pensar en un reloj que haya que cargar cada pocos días/horas, no deja de ser algo incómodo.

 

En conclusión…

Ya veis que me ha costado lo suyo encontrar pegas. Un smartwtach chino o de marcas occidentales es un invento tecnológico que me fascina. El hecho de contar con sistemas operativos compatibles con Android e iOS, de posibilitar la instalación de WhatsApp, Facebook o Chrome, de tener tus cuentas de email sincronizadas con el móvil e incluso poder usarlo como teléfono o cámara, hacen de estos relojes inteligentes un elemento, a mi juicio, imprescindible en este mundo tecnológico en que vivimos. El bueno de Silbo os lo recomienda, vamos. Empezad por uno barato si sois reticentes, descubrid sus bondades. Os encantará.

2 thoughts on “¿Smartwatch sí, smartwatch no? La necesidad de un reloj inteligente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *