Skip to main content
running

Mis consejos para los que se inician en el running

Cuando empecé a salir a correr (o, como se dice ahora, cuando comencé mi conversión a runner), hace ya unos 3 años, me habría gustado que alguien me hubiera aconsejado un poco. Claro que también habría podido acudir a un profesional. Y os aseguro que lo hice, apenas un año más tarde, a causa de una lesión. Synvisc, reposo, y otra vez a correr en cuanto me lo permitió el fisio.

Pero vosotros me tenéis a mí, y os voy a explicar lo que necesitáis saber, en base a mi experiencia. Si hace poco que os habéis iniciado en el running, o si estáis pensando en hacerlo, tened en cuenta mis consejos para evitar lesiones y manteneros siempre a tope:

Ve al médico

O a un experto en el ámbito del deporte. Comprueba tu estado de salud y conoce tu forma física antes de empezar, ya que podrías tener un problema que no haya dado señales de alerta.

Además, ten en cuenta que no tienes que esperar a estar lesionado antes de acudir al médico o al fisio.

Sigue un plan de entrenamiento

No hagas como yo, y no te expongas de forma innecesaria: acude a un entrenador formado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, un auténtico profesional que te hará el plan de entrenamiento perfecto para ti. Además, escucha sus recomendaciones y síguelas al pie de la letra. También, aprovecha para resolver cualquier duda que puedas albergar.

(más…)

Leer Más

claves para correr bien

Claves para correr bien

Solemos pensar que hacer running consiste, básicamente, en salir a correr sin pensar en las consecuencias que puede tener no hacerlo con buena técnica, con el equipamiento adecuado o respetando el tiempo máximo según tus capacidades. Hoy en día, es bueno saber que los corredores cuentan con productos como epaplus, que ayuda a paliar los efectos de la tendinitis y otras dolencias. Sin embargo, lo ideal es correr bien desde el principio para no tener que enfrentar problemas posteriores.

Así pues, a continuación, te damos una serie de claves para que no corras peligro.

  1. Empieza con ritmo suave, rodajes cortos. Así, poco a poco podrás comprobar que tu organismo va pidiendo y necesitando más, según te vayas poniendo en forma. La obsesión de mejorar rápido no es sana para nadie, ya que sólo te lleva a sobrecargarte, agotarte antes de tiempo y no asimilar bien el entrenamiento realizado.
  2. Los novatos deberían empezar corriendo 3 días a la semana, ya que hay que intercalar un día de descanso total entre cada uno que realices de entrenamiento. Y descansar es parte de él.
  3. ¡Paciencia! Es un punto clave central. La impaciencia sólo te lleva a la frustración al cansancio, al lado oscuro… No tengas prisa: las mejoras llegan cuando el cuerpo asimila los entrenamientos correctamente, y es mejor progresar lentamente y asegurarse de mantenerlo.
  4. Estira con una tensión relajada y mantenida, prestando atención a los músculos que estás estirando. No debes llegar al dolor, pues esto puede conducirte de manera segura a lesiones diversas.
  5. Después de cada entrenamiento, es recomendable realizar abdominales. Fortalece estos músculos para equilibrar fuerzas y, así, evitar sobrecargas innecesarias. Te estarás protegiendo ante molestias en la espalda y en la zona pélvica.
  6. Evita correr con el tronco demasiado flexionado hacia delante, puesto que esto puede llegar a producir dolores en la zona lumbar. Esfuérzate para dejarlo bastante más recto mientras corres.
  7. La pelvis y el tronco se tienen que adaptar a los cambios y grados de inclinación del terreno. Por este motivo, es tan importante que lleves a cabo de manera periódica ejercicios de elasticidad, que te ayudarán a flexibilizar la zona de la pelvis.

Con esta serie de consejos, puedes empezar a correr de manera que evites las lesiones y molestias más comunes.

 

Leer Más