Skip to main content
cubiertas para piscinas

Tipos de cubiertas para piscinas

Las cubiertas o cerramientos para piscinas son algo que cada vez más familias se plantean instalar, dada la seguridad que aporta saber que sus hijos no caerán por accidente al agua, además de las muchas otras ventajas que presenta. En Madrid, de hecho, dado que el frío llega bastante pronto, se están disparando en Internet búsquedas como “cubiertas para piscinas Madrid”.

Materiales de cubiertas para piscinas

Existe una amplia variedad de materiales para los cerramientos o cubiertas de piscinas. Los de perfil de acero o policarbonato son, tal vez, los más destacables, dado que han demostrado soportar la exposición al frío o al sol, así como a los cambios de temperatura, mucho mejor que otros, al presentar un nivel de deterioro mucho menor.

Otras opciones relevantes son las cubiertas de mallas de polímeros cocidas con perfiles de aluminio, que también hacen frente a los problemas que presenta la intemperie. Los cerramientos de madera dura, los de aluminio o los de hierro irían detrás de esta opción.

Todos los aquí mencionados serán buenas opciones para el mantenimiento y conservación de la piscina.

Tipos de cubiertas para piscinas

Existe una gran diversidad en cuanto a las estructuras o tipos de cerramientos y cubiertas para piscinas. Cerramientos completos, que tapan todo el agua y cuyo objetivo principal es la seguridad y el mantenimiento del buen estado de la piscina, o cubiertas con techo y paredes para crear una nueva estancia en la vivienda.

Las cubiertas completas suelen estar hechas de policarbonatos acrílicos y perfiles en aluminio, acero o hierro, y existe una selección amplísima en términos de medidas, estructuras y formas.

Qué hay que saber previamente

Antes de lanzarnos a comprar, debemos plantearnos una serie de aspectos. Por ejemplo, ¿cuál es nuestra finalidad, el motivo que nos empuja a hacernos con una cubierta para piscina? ¿Es por la seguridad? ¿Por ahorrar tiempo y dinero en el mantenimiento del agua? ¿O por ambos motivos? También es posible que estemos buscando una nueva zona en nuestra vivienda para gozar de mayor exclusividad. Al fin y al cabo, no todo el mundo cuenta con una piscina cubierta en su hogar.

También debes tener en cuenta la cantidad de dinero que deseas invertir en esta compra. Porque, realmente, se trata de una inversión que, a la larga, te hace ahorrar dinero. Además, piensa en todo el tiempo que ahorrarás en la limpieza de la piscina. ¿Verdad que esta compra resulta cada vez más interesante?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *